Vehículos Autónomos Pueden Circular Con Niebla

Los vehículos autónomos podrán circular con niebla

La tecnología avanza y se pone al servicio de los coches autónomos

La investigación sigue adelante para que en el futuro conducir sea más cómodo, automático y un placer viajar para los pasajeros. Los coches autónomos salvan dificultades cada día gracias a la ciencia.

La niebla siempre ha sido un gran problema cuando toca conducir cualquier vehículo por una carretera en esas condiciones. Reducir la velocidad, bajar las prestaciones en seguridad, riesgos acentuados de accidentes, incomodidad de los ocupantes…

Además hay zonas dentro del mapa que son más problemáticas que otras, en este aspecto la conducción con niebla se produce durante más días al cabo del año.

La industria del automóvil y más concretamente el sector del vehículo autónomo se ha preocupado de esta variable atmosférica para tratar de que este medio de transporte sea más seguro, evitando que el ser humano tenga que preocuparse del clima en este sentido.

Tecnología para el vehículo autónomo del MIT

Para intentar solucionar el problema, el Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT) ha introducido un avance que puede ser fundamental y de gran seguridad para quienes vayan en vehículos autónomos en un futuro próximo.

El sistema antiniebla utiliza una cámara que lanza ráfagas cortas de luz láser midiendo el tiempo que tarda la reflexión en volver.

El problema que tiene la niebla es que la luz rebota contra ella y se dispersa, por lo que en esos días el sensor que recibe la señal de retorno la cual golpea contra las gotas de agua que se encuentran suspendidas en el aire y no en objetos que el vehículo autónomo debe evitar. Hasta la luz que refleja obstáculos evitables puede ser distorsionada al golpear esas mismas gotas que se encuentra por el camino tanto a la ida como de vuelta.

Tratando de evitar estos problemas el MIT ha utilizado un sistema de estadísticas, un tanto complicado, por el cual sin necesidad de que la niebla sea más o menos espesa, los tiempos de llegada de la luz de vuelta tienen un determinado patrón estadístico llamado distribución gamma.

Alquiler de vehículos para circular en invierno

Sistema MIT de estadísticas contra la niebla

La diferencia entre las distribuciones gamma y las de Gauss consiste en que aquellas pueden ser asimétricas y adoptar multitud de formas, al contrario que la familiar campana estadística, pero las variables por las que se miden son las mismas.

Para la reflexión de la niebla en los vehículos autónomos el sistema MIT estima esos valores en la distribución resultante filtrando la señal de la luz que llega al sensor de la cámara del coche.

El sensor consta de 1.024 píxeles y el MIT calcula una distribución diferente para cada uno de ellos, por tanto con cada pixel se ve una intensidad de niebla diferente, lo que posibilita, además que un vehículo autónomo sea más fiable para conducir bajo intensa niebla.

Este es un nuevo avance en cuanto a tecnología de los vehículos autónomos. Seguro que en el futuro los podremos aprovechar en grandes vías y carreteras de nuestros países pudiendo incorporarlos a vehículos industriales o de alquiler.

En Alcocars estamos informados de todos los avances de tecnología del automóvil porque sabemos que nuestros clientes también quieren lo mejor. Como los servicios que prestamos que se encuentran en la web. Consúltela y nosotros le ayudamos a elegir el servicio de alquiler de vehículos que necesita.