Sistema De Frenado

Sistemas de freno en los vehículos actuales

Desde Alcocars, hacemos hoy un post centrado en el sistema de freno y en aspectos que cualquier conductor, sea propietario, o haya alquilado un coche, es bueno que conozca.

Dos cuestiones son importantes en cuanto a los frenos. La primera es que no les damos la importancia que merecen y la segunda que generan un montón de energía (con una frenada a fondo a 140 Km/h se produce energía bastante para que una bombilla funcione un año completo).

Y también hay que decir que los frenos, junto con los neumáticos y los amortiguadores, forman el llamado triángulo de seguridad activa del vehículo.

Muchos sistemas o tecnologías de seguridad no tendrían sentido sin los frenos; pensemos en el ABS, el sistema de frenado de emergencia, el de detección de peatones, y otros.

El sistema de frenado de emergencia, por ejemplo, se basa en transformar la energía de frenado en energía térmica para logar la deceleración. Lo que ocurre es que no es lo mismo parar un coche como un Toyota Land Cruiser que tiene más de dos toneladas de peso que un Toyota GT-86, que tiene poco más de una tonelada.

Elementos de un sistema de freno

Un sistema de freno está formado por un dispositivo de control que acciona el conductor, la transmisión hidráulica que hace de conector y el propio dispositivo de frenado.

Un sistema de frenos transmite la fuerza del pie del conductor a los frenos del automóvil. Los frenos luego transmiten la fuerza a los neumáticos y a la carretera, donde la fricción se ralentiza y detiene el vehículo. Los métodos de frenos hidráulicos y de potencia utilizan los principios de hidráulica y fluidos hidráulicos. Al poner el pedal del freno o la palanca en un sistema mecánico de frenado, se tira de un cable conectado al conjunto de la zapata de freno y se inicia el contacto con el tambor o disco del freno. Las partes principales de los sistemas de frenado de automóviles incluyen los frenos de pedal, tambor y disco, un amplificador de freno y una varilla de empuje, el cilindro maestro, válvulas y líneas, y los frenos de emergencia y antibloqueo.

Tipos de frenos

Hay muchos tipos de frenos: de tambor, de discos de carbono, flotantes con pinzas fijas, ranurados con pinzas fijas, ventilados con pinzas fijas y ventilados con pinzas flotantes, que son los más extendidos, porque permiten el uso del ABS.

Frenos de tambor: son más antiguos y aún funcionan en algunos coches en los frenos traseros para disminuir costes. Un gran cilindro gira con la rueda en cuestión, de forma que al pisar el pedal de freno, los sistemas de resortes metálicos presionan el tambor y éste, a su vez, roza para frenar.

Frenos de disco: son el sistema más eficaz. En este caso un disco les hace funcionar, un disco cubierto por un par de pastillas que se encargan de ejercer fricción en el disco.

Las pastillas se mueven por los pistones, cuando a estos les presiona el líquido de frenos.

Los discos suelen ser de acero, salvo en automóviles de competición, que son de carbono.

Actualmente dentro de los frenos de disco, uno de los sistemas más usados es el de discos ventilados con pinzas flotantes: es un sistema más barato que el de pinza fija, pero aguanta peor el aumento de temperatura y es menos eficaz en el contacto. En este los discos más habituales son lisos, fijos, cerrados en la parte de atrás y ventilados por la parte delantera del eje. Las pinzas flotantes utilizan un solo pistón, a diferencia de las fijas que utilizan 6 u 8.