Empresa De Alquiler De Furgonetas

Mudanza a la vista: Alquilar la furgoneta ideal

Alquilar el vehículo ideal para una mudanza: Furgoneta, camión, coche…

Las mudanzas son complicadas y siempre producen cierto escalofrío. Lo primero es saber qué vehículo utilizar para el traslado. Se puede contratar un servicio profesional o puedes alquilar una furgoneta y hacerlo tú mismo, ahorrando dinero.

¿Larga o corta?

El espacio es muy importante cuando se piensa en los enseres que hay que colocar y ordenar dentro de un vehículo para trasladarlos al nuevo domicilio, por tanto hay que valorar la carga y los ocupantes que van a ir dentro de la furgoneta.

Hay que prestar atención al tipo de mobiliario que se va a transportar, cajas, tamaños, cómo se desmontará, anclajes, etc. por eso el espacio interior y su distribución es importante. En la empresa de alquiler de vehículos pueden asesorarle para saber qué tipo de furgoneta es la más indicada para la mudanza.

Además el conductor debe valorar que a más tamaño, más cuidado en la conducción y aumento de espacio a la hora de aparcar.

Aquila una furgoneta para hacer mudanza

Detalles legales: Seguro de accidentes, permiso de conducir…

Las agencias de alquiler de vehículos suelen incluir el seguro a todo riesgo en sus medios de transporte, pero la persona que va a hacer la mudanza puede requerir ampliar ciertas coberturas.

Además el permiso de conducir para el alquiler de una furgoneta debe tener una antigüedad mínima de dos años o el solicitante una edad de 23 años o más. El permiso es el B (o siguientes) en el que solo se pueden conducir vehículos de hasta 3,5 toneladas.

Cuidado con la colocación de la carga en la furgoneta

Esencial distribuir la carga por el medio de transporte de forma correcta para que el desplazamiento sea seguro.

Embalar los objetos en cajas es imprescindible, debido a que cualquier objeto suelto en el interior del furgón puede transformarse en un proyectil en caso de frenada brusca.

Los muebles deben estar atados a los lados con pulpos, cuerdas o cualquier medio seguro y si existen anclajes aprovecharlos.

Cada cosa en su sito y un sitio para cada cosa en el furgón

Las cosas más pesadas y macizas en el suelo del vehículo y las frágiles encima. Identificar las cajas mediante rótulos o etiquetas para evitar extravíos.

Cuidado en la conducción

Prudencia al volante. No se trata de tu coche, es distinto: más largo, más alto y mucho más pesado.

Tomarse el día libre para hacer la mudanza con tiempo es lo más adecuado. Salir con tiempo, conducir a una velocidad moderada y si hay atascos, paciencia, nada de maniobras bruscas, arriesgando que la carga se desplace y haga inestable la furgoneta.

El aparcamiento del furgón

Aparcar lo más cerca posible de donde se produzca la recogida y descarga de todos los enseres y cajas puede ser una cuestión vital. Además se trata de un vehículo largo que exige una plaza de estacionamiento especialmente grande.

Lo mejor, hacer las cosas con previsión y solicitar con tiempo, un permiso especial al ayuntamiento por el cual se reserva un espacio para estacionar lo más cerca posible del lugar donde haya que proceder a recoger y dejar todos los bultos.

Las mudanzas estresan, pero si consigues el vehículo ideal para poder hacerla de forma más cómoda, tienes una preocupación menos. En Alcocars nos dedicamos al alquiler de furgonetas y vehículos en general. Comprueba nuestra flota y elige, nosotros te lo proporcionamos.