Alquiler Furgoneta

Furgonetas. ¿La compro o la alquilo?

Una furgoneta es una inversión importante, así que es lógico preguntarse si es mejor comprarla o alquilar

Tendrás que pensar cuál de las dos opciones es mejor y cuál se adapta de forma más adecuada a tu empresa.

Comprar una furgoneta para uso comercial te confiere la propiedad. Esto te proporciona una serie de beneficios, pero tienes que tener dinero para comprarla directamente o financiar tu compra a través de un préstamo.

Alquilar una furgoneta para usarla para tu negocio es diferente. No serás el propietario de la furgoneta, sino que alquilarás sus servicios, generalmente por una tarifa mensual, aunque también cabe la posibilidad de que la alquiles por días o incluso por horas.

Ahora, una vez mencionadas las dos posibilidades, hay que decir que ambas tienen sus beneficios y desventajas. ¿Cuáles son exactamente y cuál de las dos ofrece el mejor valor?

¿Por qué comprar una furgoneta?

Comprar una furgoneta suele dar un poco más de libertad, ya que es de tu propiedad. No tendrás los límites estrictos de los contratos de arrendamiento y podrás hacer lo que quieras estéticamente, así que si te apetece grabar el nombre y el número de tu empresa en la furgoneta, hazlo, eres libre.

Alquiler de furgoneta

Respecto a las ventajas fiscales, está el hecho de que puedes reclamar el coste de comprar una furgoneta como gasto, pero la forma en que lo hagas depende de cómo pagues impuestos. Si usas la contabilidad tradicional, puedes declarar la furgoneta  como una capitalización.

Por otra parte, si compras la furgoneta, siempre tienes la opción de venderla, si necesitas una inyección de efectivo.

¿Por qué alquilar una furgoneta?

El alquiler de una furgoneta no requiere una gran cantidad de efectivo, ya sea de tus propias cuentas o ingresos o de un préstamo, porque el coste se distribuye durante el plazo fijo de un contrato. Solo tendrás que hacer un depósito, que generalmente no es demasiado grande.

Los costes de mantenimiento suelen estar cubiertos por la empresa de alquiler, por lo que tampoco tendrás esa preocupación, y si te sientes satisfecho con esa furgoneta en concreto, podría haber una opción para comprarla. Solo tienes que estipular un contrato con una cláusula del estilo de “alquiler con opción de compra”.

Encontrar la mejor opción para tu empresa

Antes de decirte por comprar o alquilar, es importante tener en cuenta los inconvenientes.

Si compras, tú serás el único responsable de:

  • El mantenimiento de la furgoneta, incluidas las averías, las reparaciones y el desgaste general.
  • La logística legal: el impuesto de circulación y las responsabilidades de seguros.
  • Los costes de las averías y las reparaciones pueden ser paralizantes para una empresa incipiente, pero si estás medianamente establecido y puedes hacer frente a estos pagos, entonces la compra podría tener más sentido.

En el arrendamiento puedes tener que hacer frente a cosas como:

  • Contratos a largo plazo que pueden no coincidir con tus circunstancias cambiantes.
  • Un pago global que finalmente supere el coste de comprar directamente la furgoneta.

¿Has pensado en el alquiler de furgonetas por horas?

Por si no lo habías pensado, puedes alquilar una furgoneta sólo por horas, como manera de comprobar si esta opción se adapta a tu empresa.

Puedes alquilar furgonetas, de marcas y modelos distintos, con distintas versiones de equipamiento,  pero  ten en cuenta  el número de pasajeros. Podemos alquilarte furgonetas de 2 pasajeros, de 3 pasajeros o 12 m3/3 pasajeros según cuales sean tus expectativas en el uso de la furgoneta.

Tenemos una flota de furgonetas extensa en alquiler por horas en Zaragoza. En cualquier caso, si no tenemos la marca y el modelo que tú quieres, te proporcionaremos uno muy parecido. Ven a consultarnos o contacta con Alcocars.